Turismo

Empresas

Restaurantes

Hoteles

Gastronomia

Chilla

Castro Celta

El Raso

Informacion

Informacion turistica Candeleda

Turismo hoteles restaurantes gastronomia

Virgen de Chilla y Castro Celta de El Raso

CANDELEDA
© Valle del Tiétar sur de Gredos 2018
Información, turismo, empresas, gastronomía, hoteles, restaurantes, Virgen de Chilla, Castro Celta de El Raso
Gredos desde el embalse de Rosarito
Almanzor
La Mira
© Foto: Fernando Rivero Díaz
El Castro Celta de El Raso
Santuario Virgen de Chilla
Candeleda
Candeleda
Gastronomía
Piscinas naturales Candeleda
Esta acusada transición de la penillanura del río Tiétar hasta las elevadas cumbres del circo central de macizo de Gredos da a su terreno, por la abundancia relativa de lluvias y aguas corrientes, una posición privilegiada para el desarrollo agrícola ganadero que los habitantes del lugar saben aprovechar.
Por su situación en llano y con la cobertura que le da el macizo central de Gredos, en el término de Candeleda hay una notable variedad en microclimas ya que sus tierras se elevan desde los 430 m. en que se halla enclavada la población hasta los 2.595 m. del Almanzor.
Una parte de la riqueza de Candeleda proviene de la agricultura - pimentón, olivo, higueras, tabaco - y la otra proviene de la ganadería ya que la amplitud de su término (215,50 km2.), en gran parte de media montaña, permite sostener una amplia cabaña ganadera, en su mayoría formada por rebaños caprinos. De la benignidad del clima nos hablan las palmeras y naranjos que adornan sus calles.
El caserío de Candeleda se halla situado en una amplia explanada de suave pendiente hacia el sur por lo que sus calles no tienen el carácter sinuoso de las que están en las zonas de las laderas.
La pujanza económica ha impulsado la transformación de la arquitectura típica en amplias zonas del pueblo, sin embargo aún se conservan casas en las que se puede apreciar el atractivo encanto de la casa entramada, algunas de ellas resultan muy llamativas por la riqueza vegetal con que sus dueños adornan las solanas de madera.
En la Plaza del Castillo, que ocupa el espacio de la antigua fortaleza de los condes de Ledesma, en la confluencia de las carreteras de Arenas, Oropesa y de La Vera, se levanta un homenaje a la capra hispánica de Gredos en forma de estatua de bronce; no en vano han luchado sus gentes por la conservación de esta especie desde principios del siglo XX, una época en la que, para satisfacer la afición cinegética del rey Alfonso XIII se ceden montes municipales para crear el Coto Real de Gredos que después se transformaría en Coto Nacional.
En invierno el bullicio y la alegría candeledana se manifiestan en torno a san Blas, patrón de Candeleda; este santo tiene una interesante ermita en la Cañada; en ella dice la tradición que reposan los restos de un monje cisterciense, Bernardo, al que el pueblo colocó entre el número de los santos por sus milagros, por la tarde, pese a la época del año, no faltan los toros.
En verano es la Virgen de Chilla la que arma el revuelo en el corazón devoto y festivo de los candeledanos, tanto los ritos religiosos como los profanos se celebran en el segundo y tercer domingo de septiembre; los primeros en el santuario, y los segundos en la localidad cuya plaza se convierte en coso taurino.
Es atractivo, y también sobrecogedor, el entorno serrano, con la majestuosidad enhiesta de los picachos del Almanzor, sin embargo, para quien no tiene las fuerzas suficientes para emprender excursiones por la sierra, le pueden resultar muy agradables las pozas de las gargantas, tanto la de Santa María, que cruza por la localidad, como la de Chilla, cerca de las cuales hay merenderos, restaurantes, casas rurales, campamentos y centros turísticos de ocio y de turismo ecuestre.
El queso de cabra, ya sea el elaborado por los Ganaderos de Caprino de Candeleda, ya provenga de fábricas particulares como Queserías Valdecabras, aún guarda el sabor artesanal de antaño y, por otro lado, está cobrando de nuevo, auge, como aperitivo, el tasajo, carne de cabra desecada y aderezada con pimentón de la cosecha.
La pervivencia del tesoro folclórico se manifiesta en Candeleda en el entusiasmo que se siente ante la canción tradicional que, como no puede ser menos, aparece en cualquier festividad tanto colectiva como familiar. En esos momentos es frecuente ver esos hermosos trajes regionales; unos son antiguos, pero muchos son el resultado del esfuerzo de mujeres candeledanas que se dedican a bordar siguiendo las enseñanzas de la tradición familiar. En los últimos años, a mediados de agosto, la plaza se llena de expectación para asistir a los concursos de jotas y rondeñas en los que participan grupos del Valle del Tiétar y de La Vera, además de otros lugares de España.
El pasado más antiguo del término municipal se puede contemplar en la visita al castro vettón de El Raso (el castro celta), no lejos del cual se haya un pequeño abrigo en el que se han encontrado unas pinturas rupestres.
Por las altas lomas y por la facilidad de accesos a ellas, existen buenas rutas de senderismo y montañismo como "LA" PUENTE DEL PUERTO, la que va DESDE EL CASTRO CELTA DE EL RASO AL CHOZO DEL ZAPATO, o la DEL SANTUARIO DE CHILLA A LA VEGA DE LA ZARZA, entre otras.
Candeleda, Ávila. Información, turismo, empresas, gastronomía, hoteles, restaurantes, Virgen de Chilla, Castro Celta de El Raso
Candeleda, Ávila. Información, turismo, empresas, gastronomía, hoteles, restaurantes, Virgen de Chilla, Castro Celta de El Raso
(extraído de la Web del Ayto. de Candeleda)
Info de Gredos, restaurantes, hoteles, empresas y recursos en gredos.eu
  
© Foto: Fernando Rivero Díaz
CANDELEDA
Gredos desde el embalse de Rosarito
Almanzor
La Mira
© Foto: Fernando Rivero Díaz

CANDELEDA

CANDELEDA
Usamos cookies para mejorar su navegación. CERRARMás información